¿Por qué huele mal el sudor?

¿Por qué huele mal el sudor?

El sudor es ese líquido transparente formado por urea, colesterol, sales, grasas y, principalmente, agua.

¿Para qué sirve el sudor?

La función del sudor es regular la temperatura corporal. Generalmente, transpiramos cuando nos ponemos nerviosos, al practicar ejercicio o simplemente cuando hace mucho calor. El sudor origina cercos embarazosos en la ropa y produce un rechazo por su hedor. Pero el sudor en sí mismo no tiene mal olor, es el proceso que experimenta una vez segregado a través de la piel que puede alterar su olor.

Existen 2 tipos de sudor generado por dos glándulas sudoríparas diferentes: las ecrínas y las apocrinas.

El sudor producido por las glándulas ecrínas está compuesto por agua y sales por lo que no huele y es ese sudor de la cara, las manos y el pecho.

Por el contrario, las glándulas apocrinas localizadas en axilas, ingles y pubis producen un sudor más consistente y viscoso compuesto por agua, lípidos, feromonas y otros residuos metabólicos.

¿Por qué el sudor huele mal?

El sudor de por si es inoloro. El sudor huele mal cuando entra en contacto con las bacterias que se encuentran en nuestra piel. La flora bacteriana de nuestra piel nos protege de otras bacterias que pueden provocar irritaciones y otros trastornos cutáneos y nos ayudan a eliminar los deshechos de la piel. Las bacterias de la piel se nutren de la absorción de los compuestos del sudor. Estos alimentos son descompuestos posteriormente por las bacterias mediante procesos químicos con el fin de obtener energía. Estos procesos dan lugar a desechos, principalmente pequeñas moléculas de amoniaco, ácidos grasos, y compuestos sulfurados. Estos compuestos de desecho son los que producen los malos olores del sudor.

Otros factores

No solo los procesos químicos propios provocan hedor. Otros factores como el vello corporal, la cantidad de sudoración y el aseo personal afectan directamente a la flora bacteriana.

Otras causas que propician el olor intenso pueden ser la alimentación o ciertos medicamentos. También durante sesiones de actividad física intensa o episodios de stress, las bacterias aumentan su actividad.

Cuando el mal olor es inusualmente intenso y persiste a pesar del aseo personal, hablamos de un trastorno denominado bromhidrosis. La bromhidrosis suele deberse a una especial abundancia de bacterias en la piel junto con una secreción apocrina muy intensa.

Entradas relacionadas

button-scroll