La telemedicina como contención del coronavirus

La telemedicina como contención del coronavirus

El 65% de los españoles está dispuesto a utilizar la telemedicina para evitar el colapso sanitario.

 

La pandemia global que está viviendo el mundo a causa del coronavirus ha hecho que nuestras vidas se paralicen. El día a día al que estábamos acostumbrados ha dado un giro radical. Nuestras libertades se han visto afectadas y el virus nos retiene en casa, lejos de nuestros seres queridos, obligándonos a compartir 24horas con nuestra pareja, compañeros de piso o familiares.
Esta nueva situación también nos ha obligado a modificar nuestra forma de trabajar, posponer citas médicas, operaciones y anular compromisos sociales.

Todos estos cambios suponen una alteración de nuestro estado anímico, algo perfectamente comprensible, incluso puede provocar que caigamos en la ansiedad y el estrés. La falta de movilidad impuesta puede generar sensación de claustrofobia, problemas digestivos o sobrepeso. Y, está directamente relacionada con la higiene del sueño. Muchos españoles han confesado sufrir alguna de estas molestias durante el confinamiento

La situación de confinamiento ha llevado a una gran preocupación. Por que, mientras que dure la pandemia seguirán produciéndose otras patologías. Muchos ciudadanos temen acudir a su centro de salud por miedo al contagio y por solidaridad con los afectados por el virus.

Según in informe de la consultora Oliver Wyman, el 65% de los españoles está dispuesto a utilizar la telemedicina para evitar el colapso sanitario.

Este escenario ha acelerado la inclusión de la telemedicina en nuestras vidas.

Lo cierto es, que la telemedicina lleva entre nosotros desde hace más de 5 años. Sin embargo, nunca nos hemos visto en la necesidad real de utilizarla.
Las compañías de seguro incluyen asistencia en remoto para sus usuarios, las clínicas más prestigiosas atienden a pacientes de todo el mundo y realizar seguimientos en remoto. Incluso la tecnología de consumo ha hecho un hueco al eHealth mediante relojes inteligentes que emiten datos en tiempo real.

Esta pandemia ha dejado claro que la telemedicina puede actuar como refuerzo al sistema sanitario. No solo durante la crisis, los centros de atención primaria ya colapsaban antes de marzo. Muchas dudas pueden ser resueltas en remoto y evitar tanto colapsos como búsquedas poco fiables en internet. Se estima que un 75% de las visitas físicas son innecesarias.

Salud sin bulos

 

Además, cada día casi un 45% de la población en España, busca información sanitaria en internet. Los bulos de salud son otro de los puntos contra los que combate la telemedicina, ofreciendo información contrastada de parte de profesionales cualificados.

Se estima que un 75% de las visitas físicas son innecesarias

 

Cada vez más profesionales sanitarios hacen uso de los recursos digitales como Whatsapp, en la realización de su actividad profesional. Según el Reglamento Europeo de Protección de datos, esto puede poner en peligro la privacidad de los pacientes, por lo que es necesario recalcar, la importancia de utilizar los recursos digitales preparados específicamente para el sector salud.

Historias médicas descargables, patología digital y pruebas en remoto

 

China ya optó por el desarrollo de herramientas digitales durante su crisis sanitaria para evitar avalanchas a los hospitales. Y fue mucho más allá con medidas que no solo incluían la asistencia en remoto, también historiales médicos interoperables y en poder también del paciente, patología digital, pruebas en remoto. Todo lo necesario para evitar salir de casa.

Entradas relacionadas

button-scroll