Asma – Síntomas y tratamiento.

Asma – Síntomas y tratamiento.

El asma es una afección que causa problemas al respirar. Es cada vez más frecuente entre niños y jóvenes. Se calcula que un 5% de la población adulta y un 10% de niños que viven en países industrializados la sufren. En muchas ocasiones el asma es consecuencia de otros factores como la alergia al polen, al polvo, al pelo de gatos o perros o a diferentes alimentos.

Durante el año 2016, se registraron en España 23.125 altas hospitalarias por asma y en 2017 murieron 1.118 personas a causa de la enfermedad.Solamente un 30 por ciento de los pacientes realizan una adherencia correcta al tratamiento, lo que dificulta el control de la enfermedad y de las crisis. Y el 3.9% padece un asma grave no controlada.

Además, en los últimos años se han incrementado los casos en niños y jóvenes por lo que es necesaria la prevención. Si bien, la curación del asma solo ocurre en algunos casos de asma provocada por ciertas alergias o relacionada con el lugar de trabajo.

Síntomas

  • Tos
  • Emitir pitidos al respirar
  • Falta de aliento
  • Opresión en el pecho
  • Episodios de tos seca, que se dan especialmente por la noche o a primeras horas de la mañana
  • Menor nivel de actividad
  • Incapacidad para dormir
  • Cansancio durante el día

Desencadenantes de una crisis de asma

  • Las alergias al polen, el moho y la caspa animal
  • Los agentes irritantes y los contaminantes atmosféricos
  • Resfriados y la gripe
  • Las condiciones meteorológicas
  • El ejercicio físico (algunos niños solo tienen síntomas asmáticos durante o después de hacer ejercicio físico)
  • El reflujo gastroesofágico

Prevención

  • Cuando la causa del asma es extrínseca como por ejemplo una alergia, es recomendable evitar la exposición a los agentes que la originan.
  • Los alérgicos deben evitar realizar ejercicios intensos en época de polinización
  • Los enfermos de rinitis deben tener especial cuidado
  • Los padres deben controlar a los niños en especial cuando atraviesen un proceso viral o si padecen obesidad, poniendo especial cuidado a la aparición de pitidos, fatiga y otros signos de obstrucción bronquial.
  • Los asmáticos ya diagnosticados deben hacer un seguimiento estricto del tratamiento
  • Abstenerse completamente de fumar

Pruebas

Exploración física y prueba de la función pulmonar. Esto suele implicar evaluar la respiración con un espirómetro, una máquina que analiza el flujo del aire que pasa a través de las vías respiratorias.

Ante cualquier síntoma, consulta con tu médico y sobre todo evita automedicarte.

Entradas relacionadas

16 julio, 2018
De la LOPD a la RGPD, ¿sabes qué significan estas siglas?
14 noviembre, 2018
Conoce el día a día de un diabético: Pablo Moga nos habla acerca de esta enfermedad
button-scroll